la prisión sin barrotes

Presa en mi libertad… no compito con nadie.

Aunque sí con mis pensamientos, miedos y debilidades.

Mi peor pesadilla soy yo.

Mi peor enemiga soy yo.

Mi mejor aliada soy yo.

En mi dualidad me hago vulnerable.

En mi dualidad puedo escoger mi camino.

Mediocridad o Excelencia.

Yo misma ante mí.

Verdugo o Bastón de fortaleza.

No hay caminos.

Yo marco el camino.

No hay poder sobre las olas.

Hay destreza para caminar.

Tener el control no implica tener el poder.

El control me ayuda a no sucumbir al poder de la ola.

Empezar y caer.

Caer y empezar.

La espiral del tiempo continúa.

Presa en mí… compito por mi libertad.

Esta entrada fue publicada en autoayuda, compartiendovida, conciencia y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s